Reciclado de papel, de cartón y de residuos en Albacete


12 Febrero 2009
30 Enero 2009

El reciclaje de latas de bebidas sale rentable

Las latas de bebida se convierten en una de las materias primas más buscadas para reciclar

Una lata de bebida vacía puede reutilizarse fácilmente para hacer una ventana o pistón para una moto de competición, explica Santiago Millet, presidente de la Asociación española de Latas de Bebidas. Una vez cumplida su misión como lata en el mundo, si este envase acaba en el sitio correcto, permite perfectamente su fundición y transformación en cualquier otro objeto metálico.
De los envases para bebidas, las latas son el más reciclado y reutilizado: algo más de dos de cada tres latas consumidas en España se reciclan, entorno al 68%. Esta cifra se ha duplicado en los últimos ocho años. En 2000 sólo se reciclaba el 30% de las latas en el mercado. Tal y como explica Millet, 'es el más reciclado porque hay muchas maneras de recogerlo'. Las latas se reciclan desde el contenedor amarillo, los separadores magnéticos en los vertederos y plantas de compostaje, los chatarreros y, tras la incineración de la basura, se puede recoger de nuevo cualquier metal que no se haya retirado previamente.
Y es que recoger una lata desde la basura y reutilizarla es muy beneficioso no sólo desde el punto de vista medioambiental sino también desde el económico. Mientras la energía y las materias primas se encarecen en los mercados, 'el aluminio fabricado de chatarra consume un 95% menos de energía que el producido a partir de bauxita. En el acero, el ahorro de energía es del 70%', según los datos que aporta el presidente. Las empresas se hacen eco de esta mejora para su bolsillo. El 70% de las 18 toneladas de acero que se fabrican en España al año procede de chatarra.
No es una materia prima escasa, al menos entre los españoles. El país es el segundo consumidor de latas de bebidas del mundo, sólo por detrás de EE UU. El consumo se ha doblado en los últimos 11 años en parte 'porque es más cómodo de transportar y porque, culturalmente, los españoles tomamos las bebidas muy frías y la lata da mayor sensación de frescor', explica Millet.

Nueva industria
La demanda de latas y de metal ha generado una industria intermedia de fragmentación y desestañado que consigue un material metálico reciclado de mayor calidad y más puro. 'El acero que sale de estas plantas tiene mucha aceptación porque va directamente a fundición, sin necesidad de purificar previamente', afirma el presidente. En los vertederos, se están implantando un tipo de imanes que atraen el aluminio de las anillas, con lo que la separación de materiales es mayor, según explican en la Asociación. 'Separar y desmenuzar los materiales reciclados de un modo más fino añade valor a la materia prima final, lo que implica que más empresas estarán interesadas en comprarlas para sus procesos', subraya.
La lata también ha mejorado con el tiempo para ser más ecológica y más barata. 'Se ha reducido el espesor del envase. De este modo, se utiliza menos material en su fabricación y pesa menos, con lo que se transporta mejor', afirma.

Noticia publicada en: Cinco Días